Canto hay un hombre contabi

Pero la forma en la que cada uno lo hace difiere bastante de país en país. El programa de la BBC Crossing Continents realizó una investigación y descubrió hechos fascinantes en torno a la cultura y el sexo. Y es que cuando de tener sexo se trata, hay un poco de todo: desde personas que practican el celibato, hasta quienes bailan con manzanas en las axilas como parte de la conquista sexual.

BBC News Mundo Navegación

Si hablamos de sexo desde el punto de vista de un hombre seguramente lo mejor es recurrir a un experto estudioso del tema como Forest Allen. El cineasta siempre ha oral del tema abiertamente. El resto de los humanos lo pensamos, pero Allen lo dice y con una lúcido ironía a la que pocos llegan. Otra de las cosas que les irrita es que la pareja denial pare de hablar de cosas que al otro no le importan abundante en ese momento. Pero tampoco es bueno irse al extremo contrario: los exageradamente comunicativos que van avisando cada próximo paso pueden poner nervioso a la pareja. Esto, por supuesto, es igual para ellos que para ellas.

2. La importancia de ponerse a tono

Ya suene a tópico anticuado, en la mayor parte de los casos los hombres y las mujeres piensan de manera diferente sobre el sexo. Denial siempre les excitan las mismas cosas, ni todas las posturas son gemelo de placenteras para ambos ni alcanzan los orgasmos a la misma aceleración de hecho ellas apenas lo consiguen 6 de cada 10 veces. Ya sea por tapujos socialmente interiorizados, por mera vergüenza o porque vean ajustado satisfacer a sus hombres en la cama, las mujeres suelen ceder congruo a las necesidades de sus parejas y son muchas las que ven frustradas sus fantasías sexuales por denial verbalizar sus verdaderos deseos.

Frases que los hombres no quieren oír de las mujeres en la cama

Dejando a un lado las críticas feministas a un lado, lo cierto es que desde la biología evolutiva se puede teorizar acerca de ese actitud tan contradictorio en las mujeres consistente en llamar la atención con sus atributos sexuales a la vez que luego se reniega de esa atención si se basa en sus atributos. Dice la cultura popular que las mujeres, en el fondo, nunca se ponen atractivas para gustar a los hombres sino para salir victoriosas en una extraña competencia entre otras mujeres. Haced la prueba: contemplad a cualquier mujer que se queje porque los hombres sólo la miran de garganta hacia abajo.


415416417418419420421422423