Agencias matrimoniales Navarra sexo part obsessive

Resulta de antecedentes: Primero. La exposición de motivos se divide en dos partes. La primera de ellas comienza haciendo referencia a la garantía constitucional del matrimonio, recogido en el artículo 32, y cuyo desarrollo, dentro del margen de opciones abierto por la Constitución, corresponde al legislador. Ahora bien, se dice, la sociedad evoluciona en el modo de conformar y reconocer los diversos modelos de convivencia, por lo que el legislador puede, y debe, actuar en consecuencia, evitando toda quiebra entre el Derecho y los valores de la sociedad: en este sentido, la convivencia como pareja entre personas del mismo sexo basada en el afecto ha sido objeto de reconocimiento y aceptación social creciente. La segunda parte de la exposición de motivos señala que la Historia evidencia una larga trayectoria de discriminación que el legislador ha decidido remover, mediante el establecimiento de un marco de realización personal que permita que quienes adoptan una opción sexual y afectiva por personas de su mismo sexo puedan desarrollar su personalidad y derechos en condiciones de igualdad.

EL ESPAÑOL

Me van a coger. Estoy en el centro de Madrid a punto de entrar en una entrevista. Soy Lola Jiménez. Estudiante de publicidad en la Universidad Rey Juan Carlos. Curiosa y viajera. Me lo sé de acta.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

Aun las mejores historias tienen un último, y hay que estar preparado si no es como esperabas. Si hablamos del matrimonio, la Ley en España facilita la posibilidad de poner fin a esa unión sin necesidad de que sea la muerte la que separe a los cónyuges. El divorcio, o la separación, son la disyuntiva a la parca.

Solo nos debemos a ti

Sobre lo que no hay datos precisos es acerca de la cantidad y la frecuencia de las relaciones sexuales que es necesario practicar para adeudar, en este sentido, una vida plena. Los investigadores analizaron dos estudios previos que involucraban datos de parejas de recién casados, y comprobaron que la satisfacción sexual se mantiene en niveles elevados hasta unas 48 horas después de haber tenido relaciones. Para versar a esa duradera satisfacción posterior, los científicos utilizan la palabra afterglow, que es el resplandor que puede también verse en el cielo después de la puesta de sol. Tener amor cada dos días, entonces, impide que ese resplandor sexual se apague. El trabajo, publicado hace algunas semanas en la revista especializada Psychological Science, constató también que, entre cuatro y seis meses después, las parejas que en promedio tuvieron sexo cuatro días a la semana sentían una mayor satisfacción y bienestar en la relación que las que no habían alcanzado esa cantidad. El trabajo de los científicos canadienses introdujo en sus encuestas otra variante para evaluar el nivel de bienestar: los ingresos económicos. Hallaron así que, entre las personas que mantenían relaciones sexuales con una frecuencia akin, las de mayores ingresos evidenciaron signos de también mayor felicidad. Por un lado había un grupo de personas que habían mantenido sus ingresos económicos y aumentado su frecuencia sexual aun la cifra de una vez a la semana.


927928929930931932933934935